El Turismo Ayuda Al Crecimiento De Nicaragua

Sin duda el turismo constituye una de las piedras angulares sobre las que Nicaragua aspira a construir el futuro de su desarrollo económico.

Además de ser uno de los países más seguros del continente, Nicaragua cuenta con una diversidad única en su oferta que conjuga valiosos patrimonios naturales y culturales.

Su tierra de lagos y volcanes no solo posee hermosas playas en el océano Pacífico y el mar Caribe, sino que a paisajes de indescriptible belleza como el cráter del Masaya añade el encanto de las ciudades coloniales de León y Granada.

 

 

 

De acuerdo con datos oficiales, el turismo en Nicaragua viene experimentado un crecimiento importante en los últimos años.

Ya en 2016 recibió a 1,5 millones de visitantes foráneos, quienes dejaron una derrama en divisas de 642,1 millones de dólares.

Además, 59 cruceros realizaron escala y más de 62 mil pasajeros y tripulantes desembarcaron en el país, lo que significó un 35 por ciento más que en 2015.

La codirectora del Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur), Anasha Campbell, explicó que la nación centroamericana se erige hoy en un destino novedoso, gracias al esfuerzo conjunto del sector privado y el gobierno.

 

Una senda para el desarrollo

En ese sentido, la funcionaria resaltó el desarrollo positivo y constante de la infraestructura en el país, con obras como la carretera costanera que enlazará las zonas turísticas en la costa del Pacífico.

A priori, el proyecto de 120 millones de dólares entrará en su segunda fase de ejecución a partir de agosto, tras completar sus primeros 10,5 kilómetros, con la construcción de dos puentes.

La obra vial tendrá en total 141 kilómetros y se extenderá desde el departamento de Rivas hasta Managua, partiendo desde la zona fronteriza de El Naranjo hasta la localidad de Masachapa, aunque en un futuro podría extenderse aún más.

‘Para nosotros será un sueño hecho realidad, porque es un proyecto que va sin duda a transformar la zona costera del Pacífico de Nicaragua y desarrollarla turísticamente’, consideró la responsable de la Cámara Nacional de Turismo, Lucy Valenti.

También insistió en la necesidad de habilitar un puesto fronterizo turístico en la comunidad El Naranjo, en el municipio San Juan del Sur, para agilizar el flujo de turistas provenientes de Costa Rica.

‘Tenemos muy cerca de El Naranjo el aeropuerto de Liberia, Costa Rica, y nos conviene porque ese país está recibiendo muchos vuelos de Europa’, explicó.

 

Perspectivas favorables en 2017

Precisamente, delegaciones empresariales de Nicaragua y Costa Rica sostuvieron un encuentro reciente para aumentar la cooperación e inversiones conjuntas en el sector, con tal de complementar sus ofertas y servicios turísticos.

No obstante, las autoridades de Managua también aprovecharon la VI Feria Internacional de Turismo en el país para buscar las sinergias necesarias que potencien el rubro, gracias a la participación de 59 empresas mayoristas de Europa, Asia y América.

Ahora mismo, según Valenti, hay potenciales inversionistas dispuestos a participar en la construcción de hoteles, restaurantes, gasolineras y otros establecimientos que contribuirán a generar empleos y ampliar la capacidad de los servicios que ofrece Nicaragua. Entretanto, el sector empresarial explora diversas variantes para fortalecer el emprendimiento y aprovechar todos los recursos a mano, como la rica gastronomía del país, con el objetivo de generar una marca reconocible para los visitantes extranjeros.

No en vano en Nicaragua se contabilizan más de 280 platillos tradicionales, como el vigorón y el gallo pinto, que constituyen un atractivo con inmenso potencial turístico.

‘Tanto a los nacionales como a los extranjeros, es una de las cosas que más les gusta’, precisó una de las funcionarias del Intur.

Con esa baza a su favor, en lo que va de año el turismo de Nicaragua recibió un importante impulso al registrar un incremento del 28,4 por ciento en el arribo de visitantes extranjeros entre enero y abril.

‘Eso es para nosotros un dato muy valioso, muy importante. Tenemos que seguir trabajando para mejorar y recibir mejor. Cuando decimos mejorar es recibir mejor, hacer más promoción de nuestro país, para convertirlo en un destino turístico cada vez más atractivo’, sentenció la vicepresidenta de la nación Rosario Murillo.

Y lo cierto es que el sector prevé para 2017 un crecimiento entre el cinco y el ocho por ciento, aunque es probable que al cierre del año el balance final supere esas proyecciones.